Retratos al carboncillo

En Galería del Retrato dibujamos los retratos por encargo en la técnica del carboncillo, una técnica seca que da como resultados dibujos en blanco y negro, y que permite un control detallado de la forma y tonos de luz hasta poder llegar a dibujar retratos con un alto grado de realismo. Las tradicionales barritas de carboncillo las mezclamos con muchos tipos de lápices, tanto de grafito como de carboncillo, y usamos una serie de herramientas para controlar la mancha que estos materiales producen como difuminos, esponjas o gomas.

En cuanto al papel usamos un papel de algodón de 200gr. de grano fino de la marca Fabriano, que es un papel de alta calidad y que permite poder llegar al nivel de realismo de Galería del Retrato.

Dibujos al carboncillo

La técnica de dibujo al carboncillo es una técnica básica y antigua, seguramente la primera con la que el ser humano empezó a dibujar, y que los artistas durante siglos han usado para formarse en el dibujo ya que por su facilidad de borrado permite numerosas correcciones en la forma y posee gran capacidad para el claroscuro. Es una técnica previa para enfrentarse a técnicas con color como el pastel o óleo, aunque no por ello tiene menos valor artístico.

En el Renacimiento, su época de mayor esplendor, fué utilizada por importantes artistas como Miguel Ángel o Tintoretto, y a lo largo de la historia, por otros como Gustave Courbet, autor francés del siglo XIX, y en el siglo XX por artistas como George Braque o Pablo Picasso. En la actualidad hay numerosos artístas que basan su obra en esta técnica, ya que por sus cualidades expresivas permite una gran variedad de estéticas.

Carboncillo de Miguel Ángel