Blog

Proceso de dibujo de retrato de bebé

En estas imágenes podéis ver como fue el proceso de dibujo del retrato de bébe, una niña preciosa. Un dibujo en donde los ojos y el pelo dan los tonos más oscuros y los tonos de la piel y el jersey se mantienen en tonos claros y medios.

Una vez dibujado el encaje de la forma con líneas se procedió a la mancha y definición de los ojos, como es práctica habitual en Galería del Retrato. Definir y dar contraste en los ojos es vital para dar vida al dibujo. Marcar el negro de la pupila, el blanco del reflejo del punto de luz y los contrastes del iris. Marca el contorno del ojo a través de los párpados y a partír de ahí comenzar a manchar los tonos de la piel.

Se definen la nariz y la boca atendiendo muy a la forma y conseguir un parecido exacto, y posteriormente ir manchando el resto de la cara hasta llegar al pelo en donde encontramos un fuerte degradado desde los grises claros a los grises oscuros llegando hasta los negros. Una vez manchado el pelo se definen pelos sueltos en el contorno de la cabeza y el crecimiento del pelo en la frente, que es quizás una de las zonas más delicadas para obtener un buen grado de realismo en el dibujo.

Una vez acabado el pelo se comienza con el jersey y definiendo y matizando multitud de tonos de grises utilizando lápices de grafito. El resultado final fue el siguiente. A ver que os parece. Pódeis comentar.